Translate

jueves, 14 de junio de 2012

DON GONZALO AGUIRRE PECH EL PRINCIPAL BRUJO DE MÉXICO


DON GONZALO AGUIRRE PECH
EL PRINCIPAL BRUJO DE MÉXICO

Antonio Fco. Rodríguez Alvarado


Gonzalo Aguirre Pech (10 enero 1914-1982). Nació en San Andrés Tuxtla. Por sus venas circulaba sangre maya, pues descendía de  campechanos por parte materna. Gracias a “El León” o “El Brujo Mayor” como mejor era conocido este “Representante del Diablo en la Tierra”, la región de Los Tuxtlas se hizo famosa en cuestión de curanderos y brujos. Lo que dio pauta a que se organizaran varias Exposiciones de Ritos, Ceremonias y Artesanías Mágicas, del 2 al 8 de marzo. En los años 70 en todo México, de acuerdo a publicaciones nacionales y extranjeras, sólo destacaban en el campo de la hechicería, el brujo Gonzalo Aguirre en Catemaco, Ver., y  María Sabina en  Huautla, Oax., ésta era famosa por los hongos alucinógenos. Aguirre, era considerado un “Brujo Completo”, ya que en todos sus trabajos siempre invocaba a las dos potencias: “En el nombre del Ser Supremo (Dios) y del Adorable Adonai Negro (Diablo). Don Gonzalo, alrededor de los 24 años de edad, trabajaba dando servicios de transporte al considerado “Brujo Mayor”, por los años cincuenta del siglo pasado, su amigo y compadre Manuel Utrera, éste  le transfirió su poder, para evitar que su sabiduría muriera con él.  Con habilidad, a la muerte de su maestro, a quien superó con creces, Aguirre Pech toma su clientela. Posteriormente hace pacto con el Diablo, ofreciéndole a cambio de darle más poderes, entregarle su alma para condenación eterna. Él inició las ceremonias satánicas, “Misas Negras” o “Entrevistas con el Diablo” de cada  primer viernes de marzo, de cada año, en el cerro del “Mono Blanco”. Oficiándolas además cada 24 de junio (día de los brujos y de San Juan). En contadas ocasiones cambió su lugar de entrevista con el Diablo, al manantial “Arroyo Agrio”, al cerro de su rancho “Amayaga” o al árbol de amate de su rancho “Tegola”, los dos primeros a orillas del Lago de Catemaco (los manantiales, al igual que los cerros y las cuevas se consideran sagrados), y cuando necesitaba “verlo” lo buscaba y localizaba en la montaña. Para oficiar sus misas negras se preparaba ayunando y guardando abstinencia sexual durante 7 días, y solo uno de ellos se permitía comer solamente vegetales.



     Decenas de personas, incluidos políticos, artistas y ricos desahuciados, acudían todos los jueves, viernes y sábados, días predilectos de las fuerzas ocultas, a su consultorio llamado el “Brinco del León”  en el camino a “Playa Azul”. Y cuando se cansaba de atender a tanta clientela, decía: –“Para el amigo no hay imposibles; pero tampoco hay que cargarle la mano”. Otorgaba dos tipos de tratamientos: “a lo blanco”, menos efectivo, para el cual tenía a la vista en su altar, escapularios religiosos e imágenes de Santos (Santiago, San Antonio de Padua, San Martín de Porres y San Martín Caballero) alrededor de un pequeño crucifijo a cuyo Cristo le faltaba una pierna. Y en otro lugar, escondido tras una cortina, tenía el altar para curar “a lo negro”, que es el infalible, en donde se encontraba la horrenda figura de Adonai, un diablo rojo tallado burdamente en madera de mangle, lanza en ristre. Para sus ritos empleaba una palangana con agua perfumada, un huevo, una veladora de cera, una vasija de barro, un vampiro que cuelga en la pared, con tres diplomas que acreditan que Don Gonzalo es miembro de la “Federación Espiritual Mexicana”. Nunca daba hierbas, pues éstas eran previamente preparadas en forma de elixires, pastillas, cápsulas, emplastos y píldoras. También usaba los conjuros y las oraciones, e inclusive el exorcismo a quienes estaban poseídos por algún espíritu malo. En el patio de su consultorio tenía un pequeño zoológico, con coyotes, tlacuaches, jabalíes y venaditos, del cual con excelente buen humor decía que eran los naguales y otros enemigos convertidos en animales que él había vencido y por lo mismo no los atendían cuando se enfermaban, empero, llamaba al veterinario. La azotea de su domicilio particular en Catemaco, ubicado en la esquina de Iturbide y Ocampo, está llena de estatuillas de tigres ¿naguales vencidos y petrificados? Él consideraba que debido a su poder y conocimientos, a él y a su familia, la población no lo estimaba con sinceridad, pero su mentalidad siempre  fue devolver mal con bien, y en cierta forma estaba obsesionado con ayudar y compartir su buenaventura con el pueblo, muestra de ello es, que a muchos del pueblo casi nunca les cobraba y a otros tantos les prestaba dinero cuando tenían necesidades. Donaba monumentos como para el Día de las Madres, donó un nuevo reloj a la torre del Palacio Municipal, al descomponerse el reloj traído de Alemania que otorgó  don Francisco Mortera Sinta, aportaba grandes cantidades de dinero en patronatos escolares y para la construcción de clínicas hospitales, etc. A su muerte, propiciada por Enfermedad Vascular Cerebral,  ninguno de los brujos de la región ha podido llenar su “Trono”, pues él mismo decía que el mismo Adonai le dio el título de “Rey l”. Le sobreviven sus nueve hijos, la mayoría son profesionistas. Finalmente, y en relación a entregarle su alma al Diablo para condenación eterna en los infiernos, Don Gonzalo decía, mucho antes de morir, que de tanto bien que prodigó a la gente y por los muchos favores  que él también le había hecho al Diablo, esa cuenta estaba saldada. Y he aquí lo más sorprendente: Don Gonzalo murió el 21 de septiembre de 1982 y su maestro Don Manuel el 21 de septiembre pero de 1969. Rodríguez (2004). Fuentes: El Mundo de la magia y de la hechicería de Heriberto García Rivas; El fin del mundo se acerca de Honorato Garza Real; Dentro de 24 años el mundo se acabará y Los magos de Los Tuxtlas acosados por la prensa hablan de la sucesión de Olga Moreno en el periódico El Heraldo de México (marzo del 81); La brujería en Hispanoamérica de Antonio Salgado Herrera; Artículo editorial de César Vázquez Chagoya; Revista Contenido (enero 1977) “El mundo alucinante de los brujos mexicanos” por Salvador Morales; En el nombre de Adonai de Xavier Robles en él la Revista Joven y Artículo de Carlos Monsiváis en Revista Siempre. Y como dato curioso salió también en el comic´s "Fantomas". 




     Adonai palabra cabalística, del hebreo Adonay “Señor”, “Mis Señores”, usado como “Divino” en los primeros libros de las Sagradas Escrituras por llegar a ser considerado el nombre de Yahvé demasiado sagrado como para que fuera posible expresarlo. La misma palabra Adonis, la deidad  griega de la belleza varonil delicada, parte de la misma raíz; igualmente Adonis, el Demonio quemador que cumple su función en los incendios y que está relacionado con el Thamuz hebreo, demonio de segunda categoría, inventor de las armas de fuego y de la inquisición y que inicia a los hombres en la tortura. Sus dominios son las llamas y las hogueras; también dependen de él los ardores amorosos. Algunos demonólogos le atribuyen la invención de los brazaletes que los enamorados hacen con los cabellos de sus amadas.  Lo más probable es que don Gonzalo se estuviera refiriendo específicamente a este Demonio. Por otro lado, recordemos que los antiguos mexicanos desde la Colonia adoptaron muchas de las figuras y creencias cristianas, pero solo para ocultar a sus verdaderos dioses, de este modo, adoraban uno a uno a todos sus dioses bajo la fachada cristiana de la imagen del santo que tuviera más similitud con su dios. Gracias a este camuflaje pervivió parte del panteón de la religión prehispánica. Felipe Alonso (1999),  Zabaleta (2005: 8, 30), Rodríguez (2004).




     Tomado de mi libro “Los Tuxtlas nombres geográficos pipil, náhuatl, taíno y popoluca. Analogía con las Cosmologías de las Culturas Mesoamericanas. Incluye Diccionario de localismos y mexicanismos. 2007. Ediciones Culturales Exclusivas, Boca del Río, México.


12 comentarios:

  1. Mii padre era un sabio, estoy orgullosa de ser su hija, siempre seré el amor de sus amores. Se que estas junto a mi, tu voz siempre la he escuchado. Siempre tuya, Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Alma, deseo ver al Dr. Rafael Aguirre, soy Manuel Ortiz Gómez, hijo de Moisés y Celia, tengo un cel del Dr Rafael, pero no me contesta, dejo mi correo manuel.ortiz.gomez@gmail.com

      Eliminar
  2. Creo que las palabras sobran ante un ser de este tamaño ya que un hombre de esta categoria no nace todos los dias, un gran ser humano especial unico e irrepetible, este es mi padre Gonzalo Aguirre. Con amor admiracion y respeto, su hija Elsa.

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo exactamente asi como el articulo describe a Don Gonzalo, vivimos un tiempo en su casa, yo tendria como 13 o 14 años, me fascinaba los animales que tenia. Algunas canciones aun me traen recuerdos a ese lugar, fue una experiencia bonita el vivir en Catemaco, aunque no entendia exactamente las practicas de ese entonces....

    ResponderEliminar
  4. Deseo contactar al Dr Rafael Aguirre, amigo entrañable de mis padres y excelente persona, soy Manuel Ortiz, manuel.ortiz.gomez@gmail.com

    ResponderEliminar
  5. queridas personas que comentan por este medio. mi nombre es joel mi correo el joelpena9@gmail.com estoy buscando un brujo or persona que sepa hacer estos trabajos de verdad ya que el senor Juan Rosario Toto de catemaco solo me cobro 10000 peso y no surtio el trabajo entonces por favor escribanme a mi correo si saben de alguien soy de oaxaca mex

    ResponderEliminar
  6. Excelente libro Dr. lo estoy leyendo y se aprende mucho, gracias por compartir tus conocimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mauro, gracias por tu comentario, para mí es un halago saber que mis escritos sean de interés y provecho, saludos y un cordial abrazo.

      Eliminar
  7. Antonio Fco. Rodríguez Alvarado, mi nombre es Julio Iñaki Zuinaga Bilbao, soy escritor. Actualmente escribo una nueva Novela en la que el aún joven protagonista, un ser peculiar que hereda de su padre, un anarco-sindicalista del grupo de los Flores Magón, una serie de cualidades genéticas, su propio padre había sido víctima de hechicería del propio Brujo unos años atrás, pagada por personajes del mundo político y empresarial de aquellas primeras décadas del siglo XXI. Su hijo asiste, unos años después a deshacerse de todo rastro que por herencia de tal hechicería, le hace visitar y hacerse una purificación con el brujo Mayor de Catemaco, autor de tales hechizos. Las fechas en las que ésto ocurre son aproximadamente por 1920-1924. ¿Tendrás algo más de detalles sobre estos personajes? que fueron los primeros Brujos Mayores, como Gonzalo y don Manuel. Mi correo electrónico es zorion53@hotmail.com . Es importante para mí el contar con mayor información amén de la que nos has proporcionado en esa historia breve. Gracias anticipadas por tu atención a esta solicitud. Un abrazo.
    ,

    ResponderEliminar
  8. Añado que esa historia, además de lo obvio, que por el tema de la Novela, despierta mi interés. Tu narrativa, amable y bien escrita es, en sí misma, de gran interés.

    ResponderEliminar
  9. llegue a conocer al Sr. Gonzalo Aguirre de la colonia linda vista en Catemaco ver. etc

    ResponderEliminar
  10. Yo conocí a don Gonzalo Aguirre Bel brujo mayor y le compré los autos que en aquél entonces le regalaba policía que creían en el como los Zuno de Guadalara entre otros ya no sabía que hacer con tantos regalos

    ResponderEliminar