Translate

miércoles, 14 de marzo de 2012

CATEMACO SIGNIFICADO E HISTORIA

    
CATEMACO
"En la casa con temaxcal"
Antonio Fco. Rodríguez Alvarado
 


     Del pipil Caltemaco de cal(i), casa + tema, esparcir, llenar, bañarse (en vapor), cocer + co, en:  “Lugar de la casa con temazcal”. Otra acepción proviene de Acaltemaco, de acal(i), lancha + tema, llenar, cargar + co, lugar: “Lugar donde se llenan o cargan las lanchas”. Según Robelo, el nombre propio puede ser Tlatemanco, que se compone de Tlatemantli, empedrado, pavimentado con piedras o enlosado + co, lugar: “En el suelo empedrado o enlosado”. Aguirre Beltrán (1992: 118), comenta que al desplazar a los popolucas de sus dominios los náhuat (nahuas pipiles), éstos llegaron hasta las orillas plácidas de un gran lago de aguas prodigiosas que bautizaron con el nombre de Acatemaco, en honor a su héroe Ce Acatl…

     Al ponerle el nombre de Acatemaco en honor de Ce Acatl Topiltzin (Quetzalcóatl), queda entonces el significado de Acatemaco, como: “Lugar del baño de vapor de Quetzalcóatl”, o si se prefiere, “En el temazcal de Quetzalcóatl”. Aún más, el nombre puede prevenir de Acatlemaco, del náhuatl Aca(tl), por Ce Acatl + tlema(itl), incensario, sahumador + co, lugar: “Lugar donde sahuman a Quetzalcóatl”. El nombre de Acatemaco, se encuentra registrado ya, en la Relación de Tuztla, de 1580, de Juan de Medina, al leerse: Cuatro leguas desta Villa (Santiago Tuztla) camino a Guazacoalco está la estancia de Acatemac (Catemaco). La leyenda de Juan Catemaxca, el pescador, al cual se le apareció en “El Tegal”, la casa de piedra, la Virgen del Carmen, es muy posterior a estos hechos, por lo que queda descartado que sea el origen del nombre del lugar. El apellido Catemaxca significa perteneciente a Catemaco, por lo que el nombre de Catemaxca deriva de Catemaco y no al revés. Además, Sahagún, mucho antes de 1570, lo comenta en su obra cuando habla de las pohpocales (popoxcalas): “mora en las barrancas en las provincias de Toztlan y Catemahco”. Me atrevo a afirmar que debido a lo místico, mágico y paradisíaco del lugar, su nombre tenga relación con la presencia de temascales. Por último, estoy de acuerdo con las aseveraciones de  Brizuela, que el nombre nada tiene que ver con lugar de casas quemadas, lo cual se dice en náhuatl Caltlatlaco, de cal(li), casa + tlatla(c), quemado, abrasado + co, lugar. || Municipio del estado de Veracruz contiguo al de San Andrés Tuxtla.  Ciudad veracruzana, situada a 338 m.snm. Su territorio en el s. XVl perteneció a la jurisdicción de la provincia de Santiago Tuxtla, y al consumarse la Independencia formó su propia municipalidad, que limitaba con Mecayapan en la barra de Sontecomapan (desde 1997 limita con el nuevo municipio de Tatahuicapan de Juárez). Se dice  que fue fundado en 1774 pero en 1580 Juan de Medina ya mencionaba a Catemaco como una de las 6 estancias que dependían de Toztla, y en 1604, San Miguel Catemaco, es mencionado en la Carta de Escobar. Algunos de sus pobladores, al igual que los de San Andrés Tuxtla o Tzacoalco, procedían del antiguo pueblo de Ixtlán, (de ixtli, cara, faz, superficie + la desinencia abundancial tlán: “Delante, en presencia, ante los ojos” o “Llanura”) situado a unos 8 kilómetros al oriente del volcán, del cual huyeron por una terrible erupción, que cubrió completamente a su poblado con gruesa capa de arena por el año de 1532. Además, en 1664, los de Catemaco ya eran dueños de la imagen que al morir les dejó en herencia fray Diego de Lozada; y la erupción del volcán de San Martín (Titepec) de ese año, la pasaron con cánticos y rezos para que los protegiera; y como el siniestro durara sólo una semana, tomaron eso como milagro suyo y la llamaron “Virgen del Volcán”, como lo asienta el ingeniero D. José Mociño en su informe al virrey. En 1793 tuvieron que sufrir la tercera y última erupción del volcán, la cual fue bastante violenta y duró desde marzo hasta octubre del citado año. Por decreto núm. 25 del 25 de mayo de 1881 recibió la categoría de villa; y la de ciudad por decreto núm. 44 del 9 de noviembre de 1966. Comenta Brizuela (1995: 284) que en 1975, durante los trabajos del drenaje, se descubrió una enorme plataforma de tierra apisonada, sobre la que había dos construcciones; una  probablemente se trataba de un cuarto habitacional reducido, debajo del cual habían resto óseos humanos. Al este estaba un edificio piramidal con talud y tablero de piedras; en su esquina noroeste se encontró una vasija como ofrenda; el estilo arquitectónico es semejante al de Matacapan. Había abundante  cerámica, entre ella materiales teotihuacanos que se pueden fechar entre el 500 al 900 d.C. (hacia el Clásico). La capa de ceniza volcánica que cubre el sitio alcanza ochenta centímetros. En Teotepec, otro sitio arqueológico, también del Clásico, se encontró manufactura de obsidiana verde procedente de Pachuca, traída por los teotihuacanos. En el Clásico estuvieron, además, presentes elementos procedentes de las culturas maya, totonaca y zapoteca… Refiere Coe que se encontraron restos prehispánicos en Arroyo Agrio. Tiene 39,868 habitantes según el Xll censo de población y vivienda 2000 del INEGI, de los cuales 142 hablan popoluca; 107 nahua; 32 popoloca; 24 zapoteco; 16 totonaca; 15 chinanteco; 13 otomí; 11 huasteco; 7 maya, etc. Dentro de sus leyendas, encontramos la de Homshuk, de origen popoloca, según la versión encontrada por Ben Elson: Una vieja llamada Tzitzímatl   (una tzitzímitl, variedad maléfica de la Cihuateteo) vivía en las montañas. Un día fue a pescar con una red en el lago de Catemaco. Cuando pescaba vio un huevo en el agua. Trató y trató de pescarlo, sin éxito. Entonces miró arriba y allí estaba, en un árbol…Dijo a su marido: allí está, ve y bájalo. Cuando el viejo hubo bajado el huevo, la vieja estuvo muy feliz, porque, dijo: hemos encontrado nuestra alegría y nuestra suerte…Dijo el viejo: lo comeremos; pero la vieja dijo: no, lo empollaremos. Esto hicieron y cuando pasaron siete días, nació un niñito, Homshuk, el dios del maíz. El mito pasó a la escultura de Homshuk que, procedente de la isla Tenaspi, en el lado norte del lago de Catemaco, guarda el museo de Xalapa. Vease Homshuk. || Guarda también, este museo, una gran urna catemaqueña que se usó para los huesos de un personaje en un entierro secundario. Presenta restos de pintura café, casi negra sobre un fondo crema. Se observan los ojos con un marcado estrabismo (alteración anatómica considerada un signo de distinción en las culturas prehispánicas), grandes y singulares mostachos y una especie de piocha, su falta de dientes inferiores nos indica que se trata de un anciano que sonríe, según la descripción del marbete museográfico.


     En conclusión, Catemaco, según hallazgos arqueológicos del s. lV a. C. encontrados en sus islas, fue una población olmeca del Horizonte Preclásico Superior o Formativo Terminal ( 600 a.C. - 200   d.C. ) que al presentar a fines de este periodo, erupción el cono cinerítico de Nixtamalapan, obligó a dirigirse a estos olmecas a sus centros de San Lorenzo, La Venta y Tres Zapotes, siendo entonces ocupado por popolucas, permaneciendo éstos hasta el s. Vlll d. C.; y a partir del s. lll hasta el Vll d. C. en pleno Horizonte Clásico ( 200 d.C. - 900 d.C.) tuvo la influencia de los teotihuacanos enclavados en Matacapan, y la de los artesanos de la obsidiana verde en Teotepec; en el s. lV d. C. fue avistado por los toltecas de Huehuetlapallan; y no fue sino hasta el siglo Vlll d. C. cuando nuevamente tuvo la presencia de un grupo teotihuacano que había abandonado Cholula, un contingente de los cuales se estableció en Los Tuxtlas, desplazando a los popolucas de su dominio, y el otro, se unió a otro grupo de habla nahuat pipil y continuó su paso a través del Istmo de Tehuantepec, y el Soconusco, hasta Nicaragua ( primera migración de los pipiles).  En esta migración fue cuando  recibió como nombre de bautizo… Acatemaco. En el año 978 d. C., en el Horizonte Posclásico Temprano (900 d.C. – 1200 d.C.), Quetzalcóatl, abandonó Tula y la dejo en manos de un grupo de militares, la ruta seguida en su desplazamiento fue a lo largo de la costa de Veracruz, y embarcando en Coatzacoalcos, llegó a Yucatán. Fue hasta 1483, en el Horizonte Posclásico Tardío o Histórico (1200 d.C. – 1521 d. C.) cuando los ejércitos de la Triple Alianza al mando de Tízoc (el cual gobernó de 1481-1486) conquistaron Los Tuxtlas. Finalmente, durante La Colonia (1521 d. C. – 1821 d. C.), Catemaco sufrió en tres ocasiones, con una periodicidad aproximada de cada 130 años (años 1532, 1664 y 1793) la erupción del Volcán de San Martín Tuxtla o Volcán de Fuego (Titepec). || Si se entiende que Catemaco es una población prehispánica, cuyo actual asentamiento es contemporáneo al auge del enclave teotihuacano de Matacapan, datado del 400 al 800 d.C.  ¿De dónde salió, o quién sacó, la fecha de fundación 1714? ¡Por favor, corrijamos nuestra historia, recuperemos más de un milenio de diferencia!  ¡No permitamos este aborto histórico¡ ¡Nuestros mejores archivos siempre serán los hallazgos arqueológicos… y nuestro sentido común!

     Temascal, temazcal. Del náhuatl temaxcalli, de tem(a), bañarse (en vapor); cocer + ax(catl), cosa propia, propiedad + cal(li), casa: “Casa con baño de vapor”. Se termina el baño en el exterior del temazcal, en una pileta de agua fría, o echándose a nadar en el río o lago inmediato.

    Extraído de mi libro "Los Tuxtlas, nombres geográficos pipil, náhuatl, taíno y popoluca". Analogía de las cosmologías de las culturas mesoamericanas. El cual incluye un diccionario de localismos y mexicanismos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada